Evalúa el artículo:
Evaluación: 5,0/5
Cantidad de evaluaciones: 1

Adiós al desorden. El utensilio para pared es ideal para guardar todo lo que suele estar desperdigado por doquier. Armarios, cajones y estantes forman parte del pasado. A partir de ahora el encargado de poner orden es el mueble mural multiuso, con el que además conseguirás darle un toque de color a tus paredes.

En este mueble mural tenemos, además de la barra magnética y los ganchos para llaves de la versión básica, distintas opciones para guardar y sujetar objetos. En última instancia, eres tú quien decide cuáles de nuestras propuestas aplicar en la práctica, de cuáles de estos elementos deseas disponer y qué dimensiones deben tener.


Medios auxiliares y accesorios:

    Juego de brocas para madera
    Avellanador
    Papel de lija, granulado 120-240
    Metro plegable, lápiz blando, goma de borrar, sacapuntas
    Silicona o pegamento
    Cola para madera, paño
    Cinta adhesiva de doble cara
    Tacos de madera de 8 mm o tacos planos
    Puntas de marcado
    Tablero, aprox. 400 x 400 mm (p. ej. MDF)
    Masilla para madera o tapaporos




Materiales necesarios:

    Tablero de fibras de densidad media (MDF)
    Vidrio acrílico
    Ganchos (tiradores para muebles), tiras metálicas
    Cinta elástica
    Tornillos para tirador
    Tornillos de cabeza avellanada
    Barniz



Confeccionar y montar los listones suspendidos y distanciadores

Corta los dos listones suspendidos de un tablero de 1.000 mm de longitud y 120 mm de anchura. Ajusta la hoja de la sierra circular de mesa a 45° y corta la placa de los listones suspendidos en sentido longitudinal. Para que el corte longitudinal sea exacto, debes fijar mediante prensas un listón que sirva como tope paralelo.

Realiza la perforación previa de los listones suspendidos con el taladro y una broca para madera de 4 mm y avellana los orificios por el lado más ancho de cada listón. También debes perforar previamente el listón distanciador para atornillarlo al panel posterior y avellanar los orificios según corresponda.

Para que al final el mueble mural multiuso quede colgado en posición recta y segura, los listones suspendidos deben ir montados con precisión al panel posterior y a la pared de la estancia. Para facilitar el montaje a la pared resulta útil utilizar un nivel de burbuja o un láser de líneas cruzadas.

Para atornillar las piezas al panel posterior, coloca este sobre unos caballetes con el frontal hacia abajo. Sitúa el listón suspendido sobre la parte posterior teniendo en cuenta las indicaciones de altura que figuran en el esquema y atorníllalo a través de los orificios que has perforado previamente; utiliza un atornillador a batería y tornillos de 4 x 35 mm. Procede del mismo modo con el listón distanciador.

Cortar y ranurar los laterales y los fondos de los compartimentos de vidrio acrílico

En primer lugar, bisela los laterales del compartimento grande: dibuja con un lápiz en los laterales grandes el canto de corte inclinado según los datos del esquema.

Para que el corte sea recto, coloca un listón como tope paralelo y fíjalo mediante prensas. Procede a continuación a cortar el lateral con la sierra de calar.

El frontal de vidrio acrílico del compartimento grande queda sujeto por las ranuras practicadas en los laterales; en los compartimentos pequeños, el frontal queda fijado a la ranura del fondo. El proceso de fresado es igual en ambos casos.

Fija el tablero de aprox. 400 x 400 mm con prensas a la superficie de trabajo. A continuación, atornilla a dicho tablero el lateral que se debe ranurar usando dos tornillos cuyas cabezas debes avellanar cuidadosamente. (Los orificios que quedan desaparecen al final antes de tratar la superficie gracias a la aplicación de masilla que posteriormente se lija para que quede lisa.) Otra opción: atornilla la pieza desde abajo a través del tablero; en este caso, los agujeros que se deben llenar resultan más pequeños.

Ajusta la fresadora de superficie con fresa de ranurar a una profundidad de ranura de 15 mm. Con ayuda del tope paralelo, fresa en el lateral la ranura de 4 mm manteniendo una distancia de 10 mm con respecto al canto delantero. Repite este proceso con el otro lateral del compartimento grande y con los fondos de los compartimentos pequeños.

 

 

Cortar el vidrio acrílico


Te puedes ahorrar la primera parte de este paso si al comprar los frontales de vidrio acrílico en el distribuidor o comercio especializado los encargas ya cortados. Si no es así, para cortar el vidrio puedes usar tanto la sierra circular (de mesa) como la sierra de calar.

Ajusta el número de carreras de la sierra de calar a un valor de 3-4 (sierra circular: velocidad de giro baja). Ponte gafas protectoras para efectuar el corte; de este modo evitarás que te salten virutas a los ojos.

Para sujetar las piezas de vidrio acrílico utiliza piezas intermedias de tejido blando (por ejemplo, fieltro). Dado que la superficie del vidrio es delicada, se recomienda que no quites la lámina protectora hasta el final (se recomienda esperar incluso a haber pintado todo el mueble).

Sujeta las piezas y lija los cantos longitudinales. Comienza con una hoja de lija de 120; el lijado fino final se realiza con hoja de lija de 240. Trabaja siempre de forma longitudinal al borde. A continuación rebaja las esquinas; aplica para ello una hoja de lija fina en un ángulo de 45° de forma longitudinal.

 

 

Ensamblar los compartimentos de vidrio acrílico

Como excepción, los compartimentos no se pintan hasta después de haber hecho el montaje; de esta forma, los orificios del atornillado quedan ocultos por la masilla y la pintura.

Empieza montando los compartimentos pequeños. Coloca sobre la superficie de trabajo el fondo ranurado con la cara superior hacia arriba y los correspondientes laterales tal como deseas montarlos. Dibuja con un lápiz los contornos del fondo sobre los laterales.

A continuación, practica en el medio de cada uno de los contornos dos orificios aptos para tornillos de 3,5 x 40 mm; estos te servirán para fijar los laterales al fondo. Avellana los orificios por fuera; antes de aplicar la pintura quedarán cubiertos por la masilla. Cuando efectúes el montaje, ten en cuenta nuestros consejos para atornillar dos piezas de MDF (véase el paso uno).

En el compartimento grande, el fondo no queda entre los laterales, sino que estos se apoyan sobre el fondo, por lo que en este caso deberás marcar los contornos de los laterales sobre el fondo. A continuación, puedes proceder a efectuar el perforado previo del fondo según se describe en el párrafo anterior para tornillos de 3,5 x 40 mm; avellana los orificios desde abajo y monta las piezas con el atornillador a batería.

Una vez montados los laterales y el fondo, introduce los frontales de vidrio acrílico en las ranuras; en caso de que no queden bien sujetos, puedes aplicar adicionalmente silicona o pegamento en las ranuras. No retires la lámina protectora del vidrio hasta que hayas aplicado la pintura; pega previamente las cantos lijados que quedan a la vista con celo.

 

 

Elaborar y montar el soporte de cinta elástica y la bandeja


Fija con dos grapas la cinta elástica a la parte superior trasera de la placa de fijación (previamente pintada). Desplaza la cinta hacia delante de forma que quede tensa y sigue desplazándola hacia atrás en paralelo al canto superior. Vuélvela a fijar con dos grapas. Coloca las grapas en la dirección en la que queda tendida la cinta elástica, de forma que las dos puntas de las grapas sujeten el material. Procede como se indica aquí (y en el esquema) hasta que la cinta elástica llegue a la esquina inferior opuesta.

Para poder montar el soporte de cinta elástica y la bandeja ya pintada, coloca sobre la superficie de trabajo el panel posterior dejando hacia arriba la parte que irá visible. Coloca sobre el panel posterior el soporte de cinta elástica y la bandeja con la parte inferior y el borde posterior, respectivamente, hacia abajo según las indicaciones del esquema. Marca con cuidado la posición.

En el centro de los contornos de la bandeja y del soporte practica con el taladro y una broca para madera de 4 mm dos agujeros para la bandeja y cuatro para el soporte de cinta elástica. Avellánalos por la parte posterior del panel.

Una vez hecho esto, puedes volver a colocar las piezas sobre el panel y montarlas desde abajo con el atornillador a batería y tornillos de cabeza avellanada de 4 x 35 mm. Ten en cuenta el consejo para atornillar dos piezas de MDF recogido en el paso uno.

 

 

Pegar la banda de chapa

Cuando el panel posterior esté completamente seco después de haberlo pintado, colócalo sobre la superficie de trabajo con la parte visible hacia arriba. Sitúa la banda de chapa según las indicaciones del esquema y marca su posición sobre la pintura con cuidado.

Aplica la cinta adhesiva de doble cara primero sobre la banda de chapa. Retira la lámina de la segunda capa y presiona la banda de chapa contra la superficie del panel.

 




Coloca el panel posterior pintado y bien seco (con la parte visible hacia arriba) sobre la superficie de trabajo. Sitúa la tira metálica según las indicaciones del croquis de construcción y marca su posición sobre la pintura con cuidado.

Coloca la cinta adhesiva de doble cara primero sobre la tira metálica. Retira la lámina protectora de la segunda capa adhesiva y presiona la banda metálica contra la superficie de pintura.

 

 

Montar los tiradores como ganchos

Efectúa las siguientes tareas previas antes de tratar la superficie: Marca en el panel posterior las posiciones de los tiradores según las indicaciones del esquema; practica los agujeros en la parte delantera del panel usando el taladro y una broca para madera de 4 mm.

Una vez pintado el panel, monta los tiradores usando los tornillos suministrados.

 

Preparar las superficies

En primer lugar, aplica masilla para madera o tapaporos en todos los agujeros para tornillos que queden visibles (también en las piezas pendientes de montar) en las superficies MDF. Una vez seca (observa las indicaciones del fabricante), lija los lugares con una hoja de lija de 120 hasta que quede lisa.

Rebaja en primer lugar los bordes de todas las piezas de MDF; utiliza para ello una hoja de lija con granulado 120 en un ángulo de 45°, de forma que crees un pequeño bisel. Trabaja con la lijadora y una hoja de lija con granulado entre 120 y 180 en las superficies de MDF.

 

Tratamiento de las superficies

Aplica la imprimación con el rodillo o con un sistema de pulverización de pintura si procede. Deja que se seque bien.

Si deseas aplicar otro material con tu sistema de pulverización fina en el próximo paso, primero debes cambiar el depósito de pintura.

Trata todas las superficies MDF visibles excepto las de los listones suspendidos del listón distanciador. Aplica primero la imprimación con el rodillo o con una pistola para pintar si procede. Deja que se seque bien.

 

 

Pintar las superficies visibles

Vierte la pintura en el depósito y, si procede, dilúyela con un poco de agua. Utiliza una tabla para probar la intensidad de pulverización y la rueda de ajuste para fijar la cantidad de pintura. El chorro se puede ajustar en horizontal o en vertical para superficies y en forma cónica para cantos. Pinta en primer lugar los bordes y, a continuación las superficies; estas últimas con franjas uniformes y paralelas.

 

 

Listo.

* Campos obligatorios
Añade el comentario