Muchas cosas en nuestros hogares se desgastan y tarde o temprano hay que deshacerse de ellas y sustituirlas por otras nuevas. Hoy te diremos qué hacer con los viejos moldes para hornear, que están tirados en algún lugar del fondo del armario de la cocina y te mostraremos cómo hacer prácticos tableros de corcho con ellos.

Compra en Rotopino.es
Kit: Telémetro láser con cinta métrica Bosch Zamo III Basic
EN STOCK
9 uds.
ENVÍO
Entrega
6 días
91 IVA incluido
Atornillador a batería Bosch IXO V Basic
EN STOCK
8 uds.
ENVÍO
Entrega
6 días
60,50 IVA incluido

Necesitará las siguientes herramientas y materiales:

 

  • Herramienta de corte de corcho, por ejemplo, destornillador IXO con adaptador de corte
  • Cinta métrica, por ejemplo, distanciómetro láser ZAMO III con cinta métrica
  • Viejos moldes para hornear
  • Baldosas de corcho
  • Cola universal o cola para corcho
  • Ganchos autoadhesivos para cuadros
  • Calibrador
  • Clavos para colgar cuadros
  • Lápiz

Paso 1

 

Para saber a qué diámetro cortar el corcho, tenemos que medir nuestros moldes. Para ello, pon cada molde boca arriba y utiliza un instrumento de medición para medir su diámetro.

 

Paso 2

 

A continuación, trasladamos las dimensiones de los moldes a las baldosas de corcho. Determinamos el radio de nuestros moldes de cocción (la mitad de la longitud del diámetro) y utilizamos un calibrador y un lápiz para dibujar un círculo en la placa de corcho.

 

 

Paso 3

 

En el siguiente paso, corta piezas de corcho circulares a lo largo de las líneas dibujadas.

 

 

Paso 4

 

Aplica cola en el interior del molde y coloca los trozos de corcho cortados en el centro de nuestro molde. Aprieta las dos piezas con firmeza y deja que se sequen durante unos 30 minutos. A continuación, fijamos los ganchos adhesivos en la parte trasera y ¡ya está! Ahora sólo necesitas un clavo para poder colgar cada tabla en la pared.

 

Añade el comentario
* Campos obligatorios