Evalúa el artículo:

Independientemente de si pegas madera o creas diseños creativos, la pistola de pegamento tiene muchos usos. Perfecta para trabajos en domicilio, reparaciones menores y proyectos de bricolaje. En este artículo, te diremos en qué fijarte al pegar y revelaremos algunos trucos interesantes.

Compra en Rotopino.es
Glue gun 930-hobby Dremel Glue gun 930
Disponibilidad 5 uds.Envío mañana a las 14
33 IVA incluido
23 IVA incluido
Dremel glue gun 940 Dremel
Disponibilidad 2 uds.Envío mañana a las 14
51 IVA incluido
Glue sticks low-temp 7 mm 12 unid. Dremel 2615GG02JA
Disponibilidad 2 uds.Envío mañana a las 14
19,04 IVA incluido
Barras de pegamento de color 7 mm 12 unidades Dremel 2615GG05JA
Disponibilidad 2 uds.Envío mañana a las 14
22 IVA incluido

1. Prepara tu arma para el trabajo

Siempre asegúrate antes de usar la pistola de pegar de que no esté dañada. Revisa cuidadosamente el cable de alimentación, el enchufe y otros componentes en busca de daños. Si la pistola se utilizó anteriormente, asegúrate de que esté desconectada de la fuente de alimentación y límpiala de suciedad. Esto te permitirá dirigir una buena línea de pegamento recién disuelto. Recuerda usar siempre un paño seco, nunca uses agua con una pistola adhesiva.

 

 

2. Elije las barras adhesivas correctas

Una vez que tengas la pistola de pegamento lista, es hora de empezar. Dependiendo del diseño, necesitarás un pegamento multifunción, coloreado o dedicado para pegar madera. Cada pistola difiere en la configuración de temperatura, así que verifica si tiene los adhesivos correctos correspondientes a la temperatura de su dispositivo.

 

 

3. Establece la temperatura adecuada en su herramienta

Las barras de pegamento de color requieren una temperatura mucho más baja (alrededor de 105 ° C) que los adhesivos para aplicaciones universales, gracias a lo cual su color permanecerá agradable y brillante. Para trabajar con pegamento de color, la pistola de pegamento Dremel Glue Gun 930, que tiene dos niveles de temperatura, es la más adecuada. Para conocer la temperatura correcta para un tipo de adhesivo dado, es mejor leer la información en el empaque. Como regla general, solo 5 minutos de calentamiento, para que el pegamento se haya calentado lo suficiente. Recuerda que la boquilla esté muy caliente, así que ten cuidado y usa guantes resistentes al calor.

 

 

4. Prueba la herramienta

Cuando tenemos una herramienta suficientemente caliente, podemos empezar. Al principio, sin embargo, debemos verificar si realmente podemos comenzar a trabajar. Para hacer esto, apunta la boquilla hacia el material, presione gradualmente el gatillo y verifique en la pieza de trabajo si la pistola está lista para usar. Sabremos su disponibilidad cuando el pegamento se convierta en líquido y salga cuando presione el gatillo. Haz algunos intentos antes de sentirte seguro, pero recuerde presionar el gatillo suavemente para tener control sobre el flujo del adhesivo. Siempre trate de mantener la boquilla a una distancia segura de todos los materiales cuando esté muy caliente y pueda dejar marcas de quemaduras en el material.

 

 

5. Asegura superficie de trabajo

Ahora que está listo para trabajar, asegura la superficie de trabajo con un mata de corte o para proyectos más pequeños: usa una arandela. Gracias a esto, la superficie en la que trabajas estará protegida de la suciedad. Es mucho más fácil quitar el adhesivo de la superficie de silicona. Además, recuerda usar el soporte de la pistola cuando no la estés usando. Nunca coloques la pistola de lado sobre el mostrador, ya que esto puede hacer que el adhesivo salga o se queme con una boquilla de pulverización caliente.

 

 

6. ¿Cómo pegar vidrio, plástico, metal, cuero, madera y otros materiales?

Independientemente de si estás pegando vidrio, metal, plástico, cuero o madera, es importante que la superficie de trabajo esté seca y desengrasada para que ambas superficies se unan fácilmente. Si trabajas en vidrio, límpialo con alcohol u otro limpiacristales. Si no tiene uno u otro, usa agua y jabón. En el caso de la madera, limpia ligeramente la superficie a pegar y límpiala del polvo. En el siguiente paso, aplica el adhesivo y presiona ambas superficies hasta que el adhesivo se seque. Si las superficies a pegar son grandes, vale la pena usar abrazaderas universales, mientras que para proyectos más pequeños, solo necesitarás una banda elástica. Una vez que prepares el diseño, déjalo actuar 24 horas para que el pegamento se seque por completo.



7. Usa una pistola de pegamento para reparaciones menores

La pistola de pegamento, y en particular la Dremel Glue Gun 940, es ideal para reparaciones pequeñas en el hogar debido al hecho de que puede funcionar de forma inalámbrica y tiene la opción de establecer una temperatura más alta. Funciona excepcionalmente bien tanto en madera como en plásticos, pero también se puede usar para reparar alfombras y pisos.

 

 

8. Usa pegamento caliente de una manera no estándar

Con la ayuda de una pistola de pegamento, no solo combinarás los materiales y harás reparaciones menores, sino que también puede usarlo de una manera no estándar. El pegamento caliente puede, por ejemplo, servir como protección contra el deslizamiento. Aplica pegamento caliente en la parte inferior de los calcetines, pantuflas, alfombras o en el borde de las perchas, déjalo secar y el problema de deslizarse está resuelto.

 

 

9. ¡Crea algo creativo!

Si al comienzo de tu aventura quieres crear un proyecto creativo y al mismo tiempo divertido. Simplemente haz un marco de fotos, horquillas o pendientes. Todo lo que tienes que hacer es llenar el molde de silicona con pegamento caliente. Puede usar moldes de helado o pasteles para esto. Comience extendiendo el adhesivo en curvas, esquinas y luego llene el centro.

 

10. Cómo limpiar la herramienta del adhesivo seco

Cuando termines, desenchufa la pistola antes de limpiarla. Para evitar pegarse a la boquilla y ensuciar la boquilla, retira rápidamente el adhesivo con un paño seco. Sin embargo, recuerda que la boquilla aún estará caliente, así que házlo con cuidado. Vale la pena hacerlo en guantes resistentes a altas temperaturas. Sin embargo, si el exceso de pegamento ya se ha secado sobre el material, puede cortarlo con unas tijeras. En el caso de hilos de pegamento, para deshacerse de ellos, debe calentar el pegamento con un secador de pelo y luego limpiarlo con un paño.


* Campos obligatorios
Añade el comentario