Nos encantan los días soleados de verano, pero las altas temperaturas en las habitaciones donde trabajamos o descansamos pueden afectarnos mucho. Los ventiladores proporcionan un vigoroso soplo de aire fresco que permite sobrevivir al insoportable calor. Pero, ¿cómo elegir el mejor ventilador para tu casa? Averigüémoslo.

Compra en Rotopino.es
Ventilador de pie Descon DA-1601
EN STOCK
>10uds.
ENVÍO
Entrega
5 días
39 IVA incluido
Ventilador Dedra SAS+ALL 18V DED7074
EN STOCK
1 ud.
ENVÍO
Entrega
5 días
67 IVA incluido
Ventilador de pie con mando a distancia Neo 90-002
EN STOCK
>10uds.
ENVÍO
Entrega
6 días
69 IVA incluido
Ventilador Descon DA-0900
ENVÍO
Entrega
16 días
39 IVA incluido
Ventilador Descon DA-0900B
ENVÍO
Entrega
16 días
39,80 IVA incluido
Ventilador a pie Descon DA-1608
ENVÍO
Entrega
16 días
80,49 IVA incluido

Ventiladores: tipos, ventajas e inconvenientes

 

El número de modelos de ventiladores disponibles es enorme. Además, los dispositivos pueden ser muy diferentes entre sí en muchos aspectos. Encontraremos entre ellos tanto soluciones pequeñas, como ventiladores de techo, o modelos de pie. Los ventiladores se pueden dividir en varios tipos básicos, y es a partir de decidir cuál será el mejor para nuestro hogar que debemos comenzar nuestra búsqueda de la mejor solución. Entre las opciones disponibles podemos encontrar:


Ventiladores de escritorio: son de tamaño reducido en comparación con las soluciones clásicas. También son menos eficientes, pero debido a su pequeño tamaño encontrarán uso en habitaciones pequeñas.

 

Ventiladores clásicos: las soluciones más conocidas y elegidas con mayor frecuencia. Estos dispositivos se diversifican en términos de altura, eficiencia y tamaño. Su ventaja es también un pequeño precio. Los modelos más baratos son totalmente de plástico, mientras que los más caros son de metal.

 

Ventiladores de techo - muy diversos en términos de materiales y estilo, por lo que pueden complementar el interior o ser su característica distintiva. Su eficacia viene determinada por el tamaño y la extensión de las alas. Los modelos más grandes pueden tener hasta 1,5 metros de diámetro. También hay modelos montados en el techo o en las tuberías.

 

Ventiladores de pared: se colocan en un mango especial que permite su montaje en la pared. Merece la pena adquirir modelos con mango extensible móvil, que permite ajustar la posición del ventilador. También son muy populares los modelos montados en un tubo o directamente en la pared.

 

Ventiladores de columna: una solución que se adapta perfectamente a los interiores modernos. Suelen tener unos 50cm de altura. Los ventiladores de este tipo tampoco tienen una gran hélice, sino que están equipados con varias gomas pequeñas colocadas una debajo de la otra. En la parte delantera, tienen una rejilla que protege las manos para que no se introduzcan accidentalmente en el dispositivo. Las rejillas móviles permiten dirigir la corriente de aire en la dirección deseada.

 

Ventiladores sin aspas: soluciones que se caracterizan por su funcionamiento silencioso y la ausencia de hélice, y que en su lugar están equipadas con llantas especiales. Esta solución es perfecta para quienes aprecian el diseño original y quieren que el ventilador no sólo sea funcional, sino también decorativo.

 

 

 

Un ventilador para casa: ¿a qué debemos prestar atención?

 

La elección de un ventilador adecuado debe ser dictada principalmente por nuestras necesidades y el tipo de habitación en la que va a funcionar. Sin embargo, hay varios parámetros básicos a los que merece la pena prestar atención.
El primero de ellos es la potencia del ventilador, que influye en la eficacia del trabajo del aparato. El consumo de energía y el ruido del ventilador también dependen de ello. Por término medio, los modelos tienen una potencia de 30 a 100 vatios. La potencia también influye en el tiempo que el ventilador puede trabajar de forma continua. La eficacia del aparato y la fuerza del aire que es capaz de producir también dependen del tamaño y la longitud de las hélices. Lo mejor es buscar modelos de gran potencia, pero que consuman la menor cantidad de electricidad posible y que funcionen lo más silenciosamente posible. A veces, la eficiencia se cita en el flujo de aire máximo. Por regla general, oscila entre 40 y 480 m3/h.

 

 

Una opción muy útil es también el ajuste del ángulo de inclinación, que permite dirigir el chorro de aire en la dirección deseada. En casa, donde queremos descansar, el volumen de trabajo del ventilador también será importante. Cuanto más tranquilo sea, más fácil será descansar. Busca modelos cuyo nivel de ruido durante el funcionamiento no supere los 50 - 60 dB. A la hora de elegir el modelo adecuado, también hay que prestar atención a la posibilidad de ajustar la velocidad de funcionamiento. Hay días en los que sólo necesitamos una ligera brisa, pero también aquellos en los que queremos recibir la mayor corriente de aire fresco posible.
El tamaño del dispositivo también es importante. No siempre tenemos espacio para un gran ventilador de pie. Merece la pena invertir en modelos más pequeños, o decidirse por un ventilador de techo, que no ocupará espacio a nuestro alrededor. Una buena solución también puede ser un modelo de pared, que no interfiera con el suelo o un pequeño escritorio.
Si la movilidad del aparato es importante, es mejor apostar por modelos de pie o de sobremesa. Si, por el contrario, nos importa el funcionamiento silencioso y la estética del ventilador, es mejor invertir un poco más de dinero en modelos sin aspas. También es una buena idea elegir un ventilador con mando a distancia, que permita regular el funcionamiento del aparato desde cualquier lugar.
Antes de comprar el ventilador adecuado para su casa, también debe pensar en las funciones del aparato. El lugar de instalación y el cumplimiento de los requisitos de ventilación son extremadamente importantes. Aquí podemos utilizar, entre otros, modelos equipados con sensores de humedad.
Un criterio importante debe ser también el tipo de material utilizado para fabricar el dispositivo. Podemos encontrar ventiladores de plástico y de acero. También hay dispositivos que combinan ambas soluciones, cuyo material principal es el plástico, y sólo los elementos de la carcasa son de metal. Más duraderos y resistentes a los daños serán sin duda los modelos fabricados en metal o reforzados con elementos metálicos.

 

 

Ventilador doméstico: funciones adicionales en las que vale la pena invertir

 

Un ventilador doméstico también puede estar equipado con funciones adicionales, que aumentan la comodidad de su uso y le permiten ajustar el aparato a sus necesidades actuales. Entre las soluciones que pueden hacer más agradable nuestro uso del ventilador, podemos distinguir:

 

  • Opción de humidificación del aire: hace que el aire que sale del ventilador sea aún más refrescante,
  • Modo y tiempo de programación: una función extremadamente útil que permite encender y apagar el ventilador a una hora determinada, con una fuerza de flujo de aire seleccionada,
  • Ionizador: los iones tienen un efecto beneficioso para nuestro bienestar y aumentan eficazmente la frescura del aire,
  • Modo nocturno: el funcionamiento silencioso del aparato por la noche le permite dormir tranquilamente, a la vez que garantiza el aire fresco en el dormitorio.

 

¿Qué ventilador para el baño?

 

El cuarto de baño es una habitación específica con condiciones diferentes a las de otras habitaciones de la casa. Un ventilador en el baño tiene una función especial, ya que se encarga de eliminar las impurezas y deshacerse del exceso de humedad. El rendimiento de los ventiladores de baño estándar oscila entre 100 y 200 m3/h. Cuanto más alto sea, más rápido eliminará el ventilador las impurezas de la habitación.
Los modelos de este tipo deben estar equipados con una carcasa sellada y alimentados por 12V. Antes de comprar un ventilador adecuado, es necesario comprobar las dimensiones del hueco de ventilación en el que se va a instalar el equipo. La carcasa debe cubrir completamente la abertura, mientras que el impulsor debe tener un diámetro menor que la dimensión del conducto. También hay que recordar que hay que poner en marcha el ventilador con frecuencia, porque después de tapar la entrada de ventilación, los movimientos de aire que se producen de forma natural en las habitaciones ya no existen.

 

 

Fuente de alimentación para un ventilador doméstico: ¿cuál es la mejor?

 

Los ventiladores pueden funcionar con la red eléctrica o con una batería. El primer tipo de fuente de alimentación es el más utilizado, porque en los hogares tenemos acceso a la red eléctrica casi todo el tiempo. Los modelos recargables tienen la ventaja de que funcionan aunque no haya suministro de energía de la red eléctrica. También puedes llevarlas, por ejemplo, al garaje, al taller, al ático o a una habitación pequeña, ya que suelen ocupar poco espacio.
También resultarán útiles en las habitaciones en las que la toma de corriente esté alejada o durante la construcción de la casa. Las baterías modernas permiten que los dispositivos funcionen continuamente durante muchas horas. Los modelos más versátiles son los que pueden conectarse a la red eléctrica y alimentarse con la batería cuando no se tiene acceso a la red.

 

 

Modo de funcionamiento de un ventilador doméstico

 

Los ventiladores modernos pueden funcionar en diferentes modos. Entre ellos, encontrarás modelos que funcionan en modo nocturno o en modo ecológico. En función de sus necesidades, puedes elegir la modalidad adecuada y aprovechar sus ventajas. Una opción interesante son los modelos que combinan la funcionalidad de un ventilador y un humidificador. Algunas soluciones también permiten rociar un aroma elegido que flotará por la habitación. Esta aromaterapia calma los sentidos y permite relajarse.
Los ventiladores disponibles hoy en día para el hogar suelen estar equipados con interruptores y temporizadores, que permiten programar el aparato para que se encienda y apague a una hora determinada.

 

 

¿Cómo elegir el mejor ventilador para tu casa?

 

Elegir el ventilador adecuado para tu casa puede no ser tan fácil debido a la multitud de opciones disponibles. En primer lugar, debemos pensar en nuestras necesidades y prestar atención al tamaño de la habitación en la que debe funcionar. Un ventilador demasiado pequeño con poca potencia no cumplirá su función en un salón enorme. Del mismo modo, no todos los modelos serán adecuados para trabajar en el baño.
Si nos importa la alta movilidad del equipo y al mismo tiempo no queremos tropezar con los cables, elige dispositivos alimentados por baterías. Un paso importante a la hora de comprar un ventilador es elegir las opciones adicionales y el modo de funcionamiento adecuados, que nos proporcionarán el nivel correcto de refresco y purificación del aire.
Una ventilación inadecuada de las habitaciones puede manifestarse en forma de dolores de cabeza, irritación de las mucosas, enfermedades respiratorias y alergias, por lo que merece la pena examinar detenidamente los modelos de ventiladores disponibles y elegir sabiamente.

Añade el comentario
* Campos obligatorios