Las siliconas, los adhesivos y los selladores en tubo se utilizan habitualmente en las obras de construcción, durante los trabajos de renovación y acabado. Estos preparados conectan elementos y los sellan. El método y la precisión de su aplicación determinan la durabilidad de los trabajos realizados. ¿Cómo elegir la mejor pistola de masas de silicona para conseguir la mejor calidad de resultados?

Compra en Rotopino.es
Pistola de sellado DeWalt DCE571D1
EN STOCK
2 uds.
ENVÍO
Entrega
5 días
443 IVA incluido
Pistola de sellar Itamati CG-CA312
ENVÍO
Entrega
> 20 días
1 115,71 IVA incluido
Pistola de sellar Itamati CG-CA382
ENVÍO
Entrega
> 20 días
1 052 IVA incluido
Pistola de silicona Bosch GCG 18V 600
EN STOCK
2 uds.
ENVÍO
Entrega
5 días
366,99 IVA incluido
Exprimidor de silicona Dedra SAS+ALL 18V DED7056
EN STOCK
1 ud.
ENVÍO
Entrega
6 días
112,99 IVA incluido
Sellador Makita DCG180RF
EN STOCK
4 uds.
ENVÍO
Entrega
10 días
359 IVA incluido

Las pistolas son dispositivos destinados a la aplicación de masas de silicona, colas, selladores y muchos otros agentes disponibles en prácticos cartuchos. Son especialmente útiles en las reformas de baños y cocinas, cuando hay que sellar una cabina de ducha o un fregadero. Un exprimidor correctamente elegido para compuestos de silicona hará que el trabajo sea rápido y con la máxima precisión. Además, gracias a la posibilidad de dosificar el producto podemos optimizar la cantidad de preparado aplicado y así reducir el coste del trabajo. Las pistolas permiten alcanzar incluso los huecos más pequeños y rellenarlos con precisión mientras se mantiene limpio el espacio de trabajo.

 

 

Selladores de silicona: tipos

 

Las selladoras para masas de silicona están disponibles como dispositivos manuales, a pilas, eléctricos y neumáticos. Se diferencian no sólo en el modo de funcionamiento y alimentación, sino también en las funciones disponibles, el peso, el material con el que están fabricados y también su aspecto. Un exprimidor de buena calidad para las masas de silicona se asegurará de que el trabajo se haga con el debido cuidado y sin poner mucho esfuerzo en ello. La extrusora ideal también debe ser duradera y resistente a los daños.
El principio de funcionamiento de todas las extrusoras es similar, pero se diferencian en el tipo de fuerza utilizada para mover el pistón. El cartucho con la preparación se coloca en el soporte o entre las palancas de sujeción. Tras pulsar el gatillo, el recipiente con el compuesto es presionado por el pistón móvil. Bajo la influencia de la fuerza, la masa escapa a través de una punta de forma especial.

 

 

Pistola manual para masas de silicona

 

Los exprimidores manuales para masas de silicona funcionan bien cuando se utilizan hasta tres cartuchos de preparados al día. Si utilizas más de tres cartuchos al día, trabajar con ellos puede resultar pesado y forzar las manos. Cuanto menor sea la proporción del dispositivo, más difícil será la aplicación de los preparados, especialmente los que se caracterizan por su alta densidad. Una pistola de buena calidad tiene una relación de 18:1. Cuando tiene una relación de 26:1, el trabajo va muy bien, incluso cuando se aplican preparados gruesos a bajas temperaturas.
Las ventajas de las pistolas manuales para masas de silicona son, en primer lugar, su bajo precio y su escaso peso, lo que repercute en la comodidad del trabajo. El mecanismo de funcionamiento de estos dispositivos es sencillo. La silicona u otra sustancia plástica colocada en el cargador es presionada por un pistón, que se pone en movimiento al presionar el gatillo. Bajo la influencia de la fuerza, la masa es empujada hacia fuera a través de la punta perfilada.

 

 

Al elegir un modelo de exprimidor debe prestar atención a la longitud del pistón, así como la función de protección contra el goteo de la masa. Un pistón demasiado corto impide exprimir todo el contenido del cartucho y, por tanto, utilizar todo su contenido. Además, la función antigoteo hace que no se desperdicie silicona. También tiene otro cometido: proteger la zona de trabajo de la suciedad no deseada.
La desventaja de las exprimidoras manuales es sin duda la necesidad de utilizar la fuerza de la mano para manejarlas. A veces puede ser muy engorroso. Especialmente cuando la sustancia es espesa, las manos tiemblan y la precisión del trabajo realizado disminuye. Tampoco será la mejor solución si utiliza a menudo los exprimidores en su trabajo diario. Algunos modelos están fabricados con materiales de baja calidad susceptibles de deformarse y corroerse, lo que es especialmente importante en lugares expuestos a la humedad.

 

 

Pistola eléctrica para masas de silicona

 

Los modelos eléctricos de pistolas de masa de silicona son dispositivos que requieren una conexión a la fuente de alimentación. Durante el trabajo estamos limitados por la longitud de sus cables, lo que puede hacer imposible o difícil llegar a algunos lugares. Sin embargo, su uso no requiere fuerza y además son más ligeros que los modelos a pilas, por lo que no suponen una carga para las manos.
La mayoría de los aparatos de este tipo llevan incorporado un control de la velocidad de avance del pistón, lo que permite un control total de la forma de extracción de la masa. Las pistolas eléctricas suelen estar equipados con una función de bloqueo, que protege contra la fuga incontrolada de preparados del aparato. Evita la contaminación de la superficie de trabajo y permite el uso completo del cartucho.

 

Pistola de masa de silicona a batería

 

Los modelos de pistolas de compuestos de silicona sin cable tienen muchas ventajas. Son perfectas tanto para uso profesional como para uso doméstico. Gracias al ajuste electrónico de la velocidad del pistón, permiten obtener resultados precisos y varios grados de anchura de la masa de salida. La velocidad de extrusión debe ajustarse siempre a la densidad del producto. Su uso no requiere una gran fuerza y un cierre especial evita la fuga indeseada de la masa.

 

 

 

 

Por regla general, las pistolas de masa de silicona recargablesa batería están equipadas con dos LED. Uno de ellos ilumina el espacio de trabajo, mientras que el segundo informa sobre la carga baja de la batería. Estos dispositivos son extremadamente prácticos y convenientes en su uso. La fuerza de apriete de algunos modelos puede llegar a ser de 460kg. Su ventaja es la ausencia de un cable que pueda restringir el movimiento, así como la posibilidad de operar en lugares donde no hay acceso a la energía eléctrica.
Las desventajas de los modelos recargables pueden considerarse la necesidad de cargar el aparato, su tiempo de trabajo limitado, que depende de la carga de la batería, y el peso, que es mayor que el de una pistola manual. Por desgracia, si no nos ocupamos de cargar la batería adecuadamente, nuestro trabajo puede terminar en el momento menos oportuno. El tamaño relativamente grande de la carcasa del dispositivo en comparación con los modelos mecánicos significa que no podremos utilizarlos en todos los lugares.

 

Pistola neumática para compuesto de silicona

 

Las pistolas neumáticas requieren una conexión al aire comprimido, que pone en movimiento el pistón y hace que el compuesto sea exprimido a través de la punta del cartucho. Los dispositivos de este tipo garantizan una gran comodidad de trabajo y precisión. Además, trabajan con gran eficacia. Son valorados tanto por los usuarios domésticos como por los profesionales.
Las pistolas neumáticas para masas de silicona son útiles en trabajos de renovación, acabado y construcción. Permiten lograr una gran precisión en la dosificación de los preparados. Están especialmente recomendados para aplicaciones de producción en las que el trabajo es continuo. Pueden manejar incluso pequeñas brechas. No requieren el uso de la fuerza, ya que el aire comprimido se encarga de mover el pistón. El usuario también puede regular la fuerza con la que se expulsará la masa.
Un bloqueo de extracción evita la contaminación de la zona de trabajo. Los modelos neumáticos también son extremadamente potentes y rápidos. El funcionamiento del aparato depende de la conexión de un compresor, un regulador, un prefiltro, un filtro de niebla de aceite y una manguera de presión. En la mayoría de los modelos, también se puede conectar un manómetro, que permite medir la presión con precisión. Una presión demasiado alta puede provocar la destrucción del extrusor, por lo que conviene controlarla con la ayuda de un regulador específico. Los exprimidores neumáticos son ligeros y manejables. Con su ayuda podemos aplicar la mezcla con precisión y obtener fácilmente la repetibilidad de las porciones preparadas.

 

 

Pistola para masas de silicona: ¿cuál es el mejor?

 

Las pistolas para masas de silicona son muy diferentes entre sí. A la hora de comprar este tipo de equipos no hay que guiarse sólo por el precio, aunque puede variar y ascender desde unos 10-20 euros en el caso de las pistolas manuales, desde 20 euros hasta incluso 300-500 euros en el caso de los aparatos eléctricos o a batería y desde 30 € en adelante en el caso de los modelos neumáticos. Los dispositivos manuales sólo serán útiles si el número de cartuchos exprimidos al día no supera las tres piezas o si el dispositivo se utiliza ocasionalmente.
Si trabaja con las pistolas todo el tiempo, es mejor invertir en otras soluciones, gracias a las cuales sus manos no estarán demasiado cargadas, y el trabajo se desarrollará de forma mucho más eficiente y precisa. Las pistolas neumáticas son las más indicadas para quienes se preocupan por la rapidez en el manejo, manteniendo una alta precisión.
Independientemente del tipo de pistola que elija, preste siempre atención a la calidad de los materiales con los que está fabricada. Estos dispositivos se utilizan a menudo en lugares expuestos a la humedad, por lo que deben ser resistentes a la corrosión. También deben ser lo suficientemente duraderos para que la fuerza empleada durante su uso no deforme sus elementos.

 

 

Cada pistola debe tener también un mango con la forma adecuada y un peso reducido, lo que aumenta la comodidad y la precisión del trabajo. La forma ergonómica del dispositivo garantiza un uso cómodo, incluso cuando se trabaja en lugares de difícil acceso. Eligiendo un modelo con tope de fuga, evitará la suciedad indeseada, dejando la superficie alrededor limpia y no desperdiciando el producto. Los dispositivos también deben tener el pistón y la longitud del cargador adecuados, lo que los hace más versátiles y útiles a la hora de trabajar con muchos compuestos plásticos. Además, la longitud adecuada del pistón garantizará que el cartucho se utilice hasta el final y no se desperdicie nada de su contenido.
Las exprimidoras inalámbricas, eléctricas y neumáticas están equipadas con un sistema especial que retrae el pistón varios milímetros durante las pausas. Esto ahorra hasta un 20% de peso, ya que el dispositivo no presiona innecesariamente el tubo, evitando fugas innecesarias del preparado. Este ahorro hace que los dispositivos sean aún más atractivos, y una inversión en equipos más caros con un uso frecuente se amortiza rápidamente.

 

 

Si estás pensando en comprar un modelo recargable, debes prestar atención a su batería. La batería de iones de litio será mucho más duradera y permitirá que el dispositivo funcione durante más tiempo. Para hendiduras extremadamente pequeñas, incluso inferiores a un milímetro, se han diseñado mini pistolas. Sus puntas permiten extraer la masa con un diámetro de incluso décimas de milímetro. Gracias a ellas, estas grietas microscópicas pueden rellenarse con precisión con el preparado sin temor a que en un momento la masa se desprenda y la humedad entre en el espacio.
Las pistolas deben ajustarse siempre a la frecuencia y al tipo de trabajo realizado, así como a la masa utilizada. Los productos más baratos pueden no hacer frente a las sustancias densas, especialmente si el trabajo se realiza a bajas temperaturas. Ahorrar mientras se compra puede simplemente exponernos a costes adicionales en el futuro, y a menudo incluso acabar con la necesidad de comprar equipos nuevos y más profesionales.

Añade el comentario
* Campos obligatorios