Los trabajos de renovación, como la pintura, las reparaciones eléctricas o las reparaciones del tejado, suelen requerir una escalera. El uso de un equipo inadecuado puede hacer que incluso una tarea sencilla se convierta en peligrosa y suponga un riesgo de lesiones. ¿Cómo elegir una escalera que se adapte a tu casa?

Hay escaleras de muchas formas y tamaños, cada una de ellas diseñada para un fin específico. Elegir el modelo adecuado le facilitará el trabajo y le dará más seguridad. Se calcula que una escalera mal ajustada es responsable de alrededor del 45% de los accidentes que se producen durante los trabajos de construcción. Si no quieres convertirte en un paciente de la sala de urgencias, tómate el tiempo necesario para familiarizarte con los criterios de selección, sobre todo porque una escalera bien seleccionada servirá para tu casa durante muchos años.

 

Tipos de escaleras

 

Escaleras extensibles/autoportantes
Las escaleras de extensión son las más utilizadas para el trabajo doméstico; las escaleras de extensión son autoportantes y vienen en diferentes tamaños para adaptarse a la tarea en cuestión. Pueden medir entre 50 centímetros y 3 metros de altura. Una variación de la escalera automontable es la escalera de doble cara, que tiene peldaños en dos lados, lo que permite que dos personas trabajen simultáneamente o facilita la elección de un lado. La ventaja de este tipo de escalera son los peldaños anchos, que se asemejan a peldaños (por eso estas escaleras también se llaman escaleras de mano).

 

Escaleras rectas y escaleras con extensiones
Las escaleras rectas consisten en dos vigas unidas por una serie de peldaños. Algunos modelos pueden adquirirse con una extensión para aumentar la longitud de la escalera. Las escaleras simples pueden apoyarse en una pared, techo, mampostería, etc. Están especialmente indicados para trabajos en altura, como el enlucido o la limpieza de canalones. Debido a su pequeño tamaño, pueden utilizarse en pasillos estrechos.

 

Escaleras de plataforma
Las escaleras de plataforma se distinguen de las escaleras de extensión por la presencia de una plataforma especial en la parte superior. Le permite estar cómodamente de pie mientras trabaja, de modo que tiene las dos manos libres para realizar reparaciones o trabajos de mantenimiento, como pintar o reparar tablas de madera. La barandilla superior protege contra la caída de la plataforma, facilitando el trabajo y haciéndolo más seguro.

 

Escaleras polivalentes
Las escaleras multifuncionales constan de dos o tres articulaciones que permiten diferentes variaciones: escalera de extensión, escalera de extensión, escalera de pie con extensión, etc. Esto hace que sean adecuados para una amplia gama de aplicaciones. Sin duda, es una buena elección si busca una escalera para los próximos años para su casa de jardín. Sin embargo, la necesidad de almacenar 3 módulos hace que tengamos que planificar más espacio para esta escalera.

 

Escalera pequeña
Las escaleras cortas, normalmente de dos o tres peldaños, son perfectas para cualquier hogar. Gracias a ellas puedes alcanzar estantes más altos, cambiar una bombilla o pintar una pared. Suelen ser de aluminio o plástico. Las escaleras son una buena opción para las personas que viven en bloques de pisos o casas de vecinos.

 

 

¿Cómo elegir una escalera para mi casa?

 

Altura de la escalera

En el mercado existen escaleras de distintos tamaños. Las escaleras de mano descritas anteriormente rara vez superan el metro de altura, mientras que las escaleras de mano pueden llegar a medir varios metros.
Al elegir la longitud de la escalera para una tarea, recuerda que debe ser 20-30 centímetros más larga que el punto de apoyo más alto. Por lo tanto, si tiene previsto subir al tejado, la escalera debe ser más alta que el borde de la viga del tejado.
Del mismo modo, si tienes previsto trabajar en una escalera, debería situarse como máximo en el tercer peldaño desde arriba. Una excepción es la escalera de plataforma, que está equipada con un poste de seguridad adecuado para evitar la caída.
El incumplimiento de estas normas básicas suele ser la causa de los accidentes. Si no sigues las pautas de seguridad para utilizar una escalera, corres el riesgo de que la escalera no sea estable.

 

Material de la escalera

Las escaleras más populares del mercado son de aluminio. Son ligeros, relativamente resistentes a los daños, pero su desventaja es la baja estabilidad. Otro material muy popular es la fibra de vidrio, recomendada para trabajos especialmente para electricistas, porque no conduce la electricidad. Las escaleras de este material son muy duraderas.
Por otro lado, el material que sale del uso es la madera. Aunque las escaleras de este material son bastante pesadas y, por tanto, estables, tienen más desventajas que ventajas. La madera se estropea con bastante facilidad - una de las razones por las que estas escaleras no deberían estar pintadas, para poder detectar un posible defecto.
El plástico también se utiliza para plataformas bajas, peldaños y escaleras. Este material es suficiente para el uso doméstico, pero hay que tener cuidado, ya que es fácil que los peldaños o toda la escalera se doblen o se rompan, de modo que deje de ser estable.

 

Tipo de escalera y el trabajo

La causa más común de los accidentes con escaleras es la elección del modelo equivocado para el trabajo. Cuando se trabaja en interiores, se suelen recomendar las escaleras de mano, las escaleras de extensión o las escaleras polivalentes. En el exterior, es más adecuada una escalera de mano o una escalera multiusos. Para trabajos más avanzados, considere la posibilidad de elegir una plataforma o un andamio.
Compruebe siempre la capacidad de carga de la escalera que va a utilizar y verifique la carga máxima. La capacidad de carga es la carga máxima de la escalera (por lo que también debes tener en cuenta los botes de pintura o las herramientas si los cuelgas o los pones en la escalera). La longitud de la escalera no afecta a la evaluación de la carga máxima.

Añade el comentario
* Campos obligatorios