Al elegir un taladro ideal es muy difícil al tener en cuenta amplia gama de productos que tenemos en mercado.

Los taladros eléctricos son ideales para obras y trabajos de larga duración. Los taladros inalámbricos son mucho más prácticos, porque permiten libertad de movimientos.

El motor de taladros eléctricos tienen una potencia entre 800 y 2500 W y que se utilice sobre madera, metal, plástico y hormigón. Los taladros inalámbricos son mucho más prácticos. también hay que comprobar la autonomía de la batería, la capacidad de la batería variará según la intensidad del trabajo.

Es mejor elegir un taladro con el que se pueda controlar la velocidad de rotación y que disponga de un sistema de percusión, ya que es muy útil para taladrar hormigón o ladrillo.

Para controlar la profundidad de los agujeros, algunos de taladros están equipados de una varilla de metal. Hay que fijar cuánto pesa la herramienta para manejo más cómodo. Es importante saber que un taladro inalámbrico pesa más que uno con cable.


taladro
Hay que elegir la broca adecuada según el tipo de superficie que desees agujerear: madera, piedra, metal, baldosa, hormigón.
Los taladros eléctricos pueden servir de destornillador eléctrico, pulidor o cepillo.

Para usar un taladro correctamente hay que tener en cuenta nuestra seguridad. Primero hay que fijar la broca en el mandril siempre con taladro desenchufado. Ponlo en marcha antes de ponerte a hacer el agujero para comprobar que la broca está bien fijada. No se puede ejercer mucha presión sobre el taladro eléctrico mientras lo estés utilizando.

En cuanto a los materiales utilizados que son el plaástico y el acero, se aconseja guardar el taladro en un lugar poco húmedo. No se puede olvidar también quitar el polvo con regularidad.

Otros fabricantes en tienda Rotopino.es:
Añade el comentario
* Campos obligatorios