El uso de herramientas adecuadas permite obtener formas específicas, bellas decoraciones y uniones duraderas de los elementos de madera. Una moldurera es un dispositivo indispensable para trabajar con superficies de madera. El resultado final del procesamiento de las herramientas depende del tipo de fresas utilizadas. ¿Cómo elegir las fresas para madera con el fin de obtener un aspecto estético y profesional de las superficies procesadas?

Compra en Rotopino.es
Escofina Bosch
ENVÍO
Entrega
16 días
28,20 IVA incluido
Pelador metálico cónico Wolfcraft WF2535000
EN STOCK
6 uds.
ENVÍO
Entrega
10 días
16,60 IVA incluido
18 IVA incluido

Fresas para madera - aplicación

 

Con la ayuda de una fresadora podemos adaptar el aspecto de los elementos de madera a nuestras necesidades individuales. Permite realizar operaciones que serían imposibles de lograr con otras herramientas, al tiempo que garantiza una alta calidad y precisión del trabajo. El dispositivo le permite realizar el procesamiento mecánico de la materia prima gracias a las cuchillas adjuntas. El tipo de material utilizado para las fresas, así como su forma y construcción, determinan su uso previsto.
En función de la forma de la fresa, la máquina puede realizar ranuras rectas o trapezoidales, ranuras, muescas, bordes redondos, oblicuos y cóncavos, ranuras rectas o en forma de V, así como superficies de nivelación. El material del que están hechas las cortadoras determina el tipo de material con el que pueden trabajar los accesorios. El material de las fresas determina el tipo de material con el que trabajarán los accesorios, y es este material el que determina si la superficie a mecanizar será uniforme, lisa y sin rebabas.

 

 

Paso I. Adaptación de la fresa a la pieza

 

Las fresas para madera suelen estar fabricadas con acero de alta velocidad. Son adecuadas para las maderas blandas, que no requieren un material duro y son fáciles de trabajar en una variedad de formas y superficies. Algunos ejemplos de este tipo de madera son el pino, la picea, el abeto y el tilo. Las brocas de acero de alta velocidad pueden manejar fácilmente, por ejemplo, barandillas, paneles y algunos componentes de techos.
El carburo de grano fino también se utiliza en la producción de fresas. Este material es mucho más resistente que el acero rápido, por lo que también es adecuado para el mecanizado de estos materiales más duros. Las brocas de carburo son versátiles y pueden utilizarse para MDF, madera contrachapada y aglomerado. Los productos de este tipo facilitan y agilizan el trabajo. Gracias a su mayor resistencia a los factores mecánicos, también se caracterizan por una mayor vida útil que las fresas de acero. También son resistentes a las altas temperaturas. También pueden utilizarse para el mecanizado de algunos plásticos. Algunos de los productos están recubiertos adicionalmente con revestimientos especiales, que aumentan la calidad del mecanizado y la vida útil de las fresas.

 

Las superficies de madera extremadamente dura requieren el uso de fresas de diamante, que sólo pueden utilizarse en herramientas con la velocidad adecuada. Las fresas de diamante son utilizados con mayor frecuencia por profesionales que cuentan con el equipo adecuado. Resultarán útiles cuando se trabaje en superficies de madera maciza y de materiales similares a la madera. Se recomiendan sobre todo para los lugares en los que se trabaja continuamente con la madera. Las fresas de diamante tienen una vida útil excepcionalmente larga en comparación con otras soluciones.

 

Paso II. Selección de los picos para el tipo de trabajo a realizar y el tipo de fresadora

 

Las fresas deben ser compatibles con su fresadora. Algunas herramientas sólo son adecuadas para determinados modelos de estas máquinas. La forma de la cuchilla también es muy importante para su uso previsto. Algunas fresas nos permitirán dar un acabado al tablero, mientras que otras crearán una conexión permanente entre los elementos de madera. Las fresas, por su forma de montaje en la fresadora, pueden dividirse en:

 

  • Fresas cilíndricas periféricas: utilizadas para crear planeados y desbastes. Pueden tener dentados diferentes:
    • Recto: para cortes bruscos.
    • Helicoidal: realiza cortes progresivos.
    • Acopladas: se trata de la unión de dos fresas helicoidales en sentido opuesto que permite el equilibrio de las fuerzas axilares.
  • Fresas de perfil constante: pueden ser con o sin vástago y se usan para crear formas geométricas en las piezas talladas. Elaboran superficies semicirculares con las fresas destalonadas, además de engranajes, poleas y cremalleras con las fresas módulo y para crear roscas con las fresas múltiples.
  • Fresas de disco: en este caso también son varias, dependiendo de su uso y del tipo de dentado:
    • Cruzado: para ranurados profundos.
    • Recto: para ranurados planos.
    • En cruz: para cortes profundos.
    • Sierras circulares: para cortar y hacer ranurados finos.
    • Acopladas ajustables: se unen dos fresas de disco para ajustar la longitud de ranurados profundos.
  • Fresas de rectificado: son las fresas destinadas a rectificar y limpiar el material de sacrificio.
  • Fresas esféricas: son las más utilizadas en la creación de piezas en 3D con materiales blandos.
  • Fresa con vástago: encontramos varias opciones con los diferentes tipos de dentado:
    • Cónicas
    • Angulares
    • Cilíndricos frontales
  • Fresas sin vástago

La fresadora para madera, dependiendo de su diseño, tipo de cuchilla y su ubicación puede utilizarse para superficies planas, avellanado, perfilado, biselado, ranurado, redondeado, mecanizado de planos o roscado.


Paso III. Comprobación de los demás parámetros

 

La selección de una fresa depende principalmente del tipo de trabajo que se vaya a realizar y de las capacidades de su fresadora. A la hora de elegir su cortadora de madera debe tener en cuenta:

 

  • el tipo de material del que está hecha la cortadora,
  • La dureza y el tipo de material a mecanizar,
  • el tipo y el modelo de su fresadora, en particular su velocidad y el diámetro de las fresas,
  • el alcance del trabajo a realizar,
  • la forma, el tipo y el uso previsto de las piquetas,
  • el tamaño de las piquetas, que debe ajustarse a las características del trabajo a realizar.

Para muchas personas, el precio del producto también es importante. Un presupuesto limitado suele limitar mucho el abanico de opciones disponibles. Las fresas baratas suelen asociarse a la baja calidad. Sin embargo, en el caso de las fresas para madera, incluso el producto más barato con carburo en su construcción será mejor que uno sin él.

 

 

Sin embargo, sólo los usuarios que utilizan las cortadoras muy raramente pueden permitirse comprar este tipo de productos. El precio nunca debe ser un factor decisivo a la hora de elegir un determinado producto, porque una solución inadecuada resultará simplemente un gasto inútil e innecesario. La longitud de las cuchillas y su eficacia pueden aumentarse asegurándose de que están bien afiladas y se limpian después de su uso.


¿Cómo afilar las fresas de madera?

 

Toda herramienta en uso se desgasta con el tiempo. Se trata de un proceso natural que no se puede detener. Con las fresas no es diferente. Si no nos ocupamos de su correcto afilado, el fresado será ineficaz. La forma de afilar las cuchillas depende del tipo y la forma del producto.
Una amoladora es suficiente para afilar fresas rectas. Para aquellos modelos más complejos con formas irregulares o hechos de materiales extremadamente duros, como los cortadores de diamante, es necesario utilizar herramientas especializadas y caras. Las cuchillas también pueden enviarse a empresas especializadas que se encargan de su afilado.

Añade el comentario
* Campos obligatorios